Doña Aura Pelagia Miranda de Cruz (04.05.1948) aprendió junto con sus hermanas la preparación de dulces tradicionales, gracias a su madre:

“Mi mamá, me enseñó a mí y mis hermanas  a preparar comidas y dulces todo era para la casa nos decía: aprendan ya algún día ustedes pueden preparar para vender. Yo tenía 13 años en aquellos tiempos y me gustaba la  cocina. Era más fácil que aprender a bordar y tejer, que también mi Mamá nos enseñaba. Ella tenía buena sazón para la cocina, era bien hacendosa cuando preparaba algo quería que todo le salga bien. También preparaba queso y quesillos, pero ya no recuerdo mucho, se dejó de preparar porque ya no venden leche.”

Las recetas heredadas por su madre le fueron de mucha utilidad. Cuando tuvo hijos empezó a preparar dulces para vender. Estas son algunas de sus recetas preferidas:

Bolitas de cacao
  • Sacar la semilla del fruto del cacao
  • Reposar las semillas en un balde tapado por un día, para que fermente.
  • Secar las semillas al sol por siete días
  • Limpiar y tostar las semillas
  • Moler sin retirar la cascara
  • Formar las bolitas
  • De un kilo de cacao tostado se obtienen 16 bolitas  de cacao.
 Jalea de guineo (banano)

“Para preparar la jalea el guineo tiene que estar bien maduro. Luego, se miga con la mano o se pasa por el prensa papas. Luego se le agrega azúcar y se coloca al fuego. Mover la mezcla con una pala de madera para que no se pegue en la olla. Cocinar por tres horas hasta que tome un color marrón oscuro. Hay que tener cuidado ya que cuando empieza a hervir respinga y te puede quemar. Luego retirar del fuego, dejar que se enfrié para que se pueda comer. Algunas personas antes de retirar del fuego le agregan una lata de leche.”

Natillas

Ingredientes:

  • 18 litros de leche de vaca
  • ¼ de arroz molido
  • 2 kilos de azúcar
  • Preparación:

Mezclar todos los ingredientes en una olla, colocar al fuego y cocinar por tres a cuatro horas. Mover con una pala de madera para que no se queme. La consistencia debe ser cremosa o melosa, entonces esta lista.

La señora Aura prepara hasta el día de hoy tamales, humitas y bolitas de cacao para vender y sustentar algunos de sus gastos.

“Si le enseñe a mi hija, y ahora con Saberes Productivos espero enseñar a los niños y niñas de las instituciones educativas para que sigan conservando lo que me enseñó mi mamá que son costumbres de mi tierra La Palma.”