Bacilia Bendez Llallahui (13.10.1937) cuenta que tanto ella como sus hermanas son muy solicitadas para acompañar con cantos los techados de casas y otros eventos de la localidad. Ella señala que esa muestra de interés que tienen por ellas les hace sentir jóvenes, aunque su esposo y algunas vecinas evangélicas la critican porque parecen “jóvenes buscando pareja”. A pesar de ello, Bacilia y sus hermanas siguen cantando qarawis en Los Morochucos, en la herranza, la siembra, o en el entierro de niños de su pueblo y de pueblos vecinos.

Qarawis para el techado de las casas

Doña Bacilia nos cuenta que generalmente las casas se construyen en los meses de agosto a octubre, el Qarawi del Wasi Jispiy /Techa de casa se da cuando se va techar la casa. Un día antes la comadre va en busca de ellas para que vayan en el preciso momento de la colocación de tejas o la calamina. Ellas llegan acompañadas con la comadre y sus invitados, con cohetes y llevando chicha y otros tragos para invitar a las personas que están trabajando. Son todos recepcionados en la puerta de la casa donde reciben cintas multicolores que son colocadas en sus sombreros.

Ñujallaymi qamuchkani malvaschay.                      Yo estoy viniendo malvaschay

Manzana jina quilloyastin malvaschay                    Amarillando como la manzana malvaschay

Durazno jina pukayaspa malvaschay.                      Enrojeciendo como el durazno malvaschay

Kaychun, kaychun wasi chayki malvaschay.           Esta es tu casa malvaschay

 

Alambrimanta chaqllachayuq malvaschay             Con palos de alambre malvaschay

Azucarmanta mituchayoq malvaschay                    Con barrito de azúcar malvaschay

Chanca kamanta pirjachayoq malvaschay              Con pared de chancaka malvaschay

 

Escañuta apamuy chiwillo                                           Trae la silla chiwillo

Kuyay cumpadriywan aqachata tumaykuñaypaq Para tomar chicha con mi querido compadre

De la chinata apamuy chiwillo.                                  Trae los vasos de cristal chiwillo

Kuyay cumpadriywan tumaykunapaq                      Para servirme con mi querido compadre

Ella canta con mucho empeño, dando saltos ligeros y con la mano en la boca para hacer eco de sus canciones. Aprendió de su madre, cuando la acompañaba a estos eventos. Ahora con Saberes Productivos, ellas tienen a su cargo la recepción con sus cantos a aquellos que visitan la Casa del Saber, y cada vez que el Alcalde tiene visitas, ellas son convocadas para cantar como parte del comité de bienvenida.

q1

Qarawis para la limpieza de acequias

Victoria Méndez Llallahui cuenta que su principal actividad es cantar, que solo la muerte hará que deje de cantar. Ella cuida mucho la voz, tiene mucho temor de enfermarse con la tos, nos dice que su peor preocupación es que su voz se le tape como la del ganso y se pone a reír al contarlo.  Para la limpieza de acequias o canales, ella canta:

Wawa wawa wawahuay                                     Wawa wawa wawahuay

Yakucha michachay corejocha           Bis         Agüita preciado esencia vital

Unquiña ñawicha corejocha                               Espejo de ojo en la laguna

 

Yakuchayki jullaykillay                                         Señor repartidor dame tu agüita

Yakuchaywan largay kuchay              Bis            Para llenar mi laguna

Wawa wawa wawahuay

 

Alta corte señoroskuna                                      Señores de la alta corte

Amanqina kaychuy wajaykaysiway.     Bis       No sean así ayúdenme a llorar

Chayñachay ñujapas wajaysisayki.                   Solo así yo también les puedo ayudar a llorar

Sunchillay quilla qapisutin.                                Cuando la luna llena te agarre.