El señor Marcelino Jimenez Cori (15.06.1941) se ha dedicado siempre a la fabricación de telas: telas simples, mantones, mantillas, chalinas y frazadas. Estas telas son elaboradas en base al tejido en telar.  Aprendió este oficio por su propia cuenta, cuando un tío se negó a hacerle un pantalón. Debido a ello, fabricó su propio telar, y poco a poco otros miembros de la comunidad fueron complementando su aprendizaje.

Su instrumento principal es el telar, cuyas partes son:
  • Lanzadera.
  • Cajadera.
  • Illahua (de dos o cuatro piezas).
  • Campanilla.
  • Chanqa Huaytiri.
  • Apacheta (un palo grande que ordena los hilos).
  • Peine.
  • Akjata.

Según don Marcelino, el proceso de alimentación de la illahua es clave para sacar los diferentes puntos de manera uniforme. Esto se logra haciendo pasar hilo por hilo por la illahua, es por ello que es la labor más difícil de todo el proceso. En cada illahua entran 4 hilos, y en los más finos solo entran 2 hilos. De esta manera, mientras más fino es el peine, la tela tendrá un mejor acabado.

Existen cinco tipos de telares, cada uno sirve para hacer diferentes telas:
  • Bayeta: 2 illahuas, se usa para fabricar telas para prendas de vestir interiores.
  • Mantón: 4 illahuas, peine ancho
  • Frazada: 4 illahuas, peine ancho
  • Mantilla: 4 illahuas, peine fino (chimi)
  • Chalina: 4 illahuas, telar pequeño
En el telar se pueden elaborar diferentes figuras, por ejemplo:
  • Chara Kili, el cual se utiliza para elaborar mantas.
  • Nayra Nayra (Puyu Puyu), el cual se utiliza para elaborar chalinas.
  • Quewe Quewe, el cual se utiliza para elaborar prendas pequeñas.

El tejido en telar es una actividad que se practica todo el año. Sin embargo, en la actualidad solo unos pocos utilizan ropa elaborada con estas telas, prefiriéndose usar las prendas industriales. Don Marcelino nos cuenta que ahora solo queda algo de demanda por mantones y mantillas, recibiendo cada vez menos pedidos.

tejido en telar

Marcelino Jimenez Cori, Huacullani