Los adultos mayores de Anta cuentan que el trenzado de sogas a base de cabuya es una técnica ancestral que se ha preservado hasta la actualidad. Sin embargo, debido a la proliferación de sogas sintéticas, ya no se elaboran en la misma cantidad que antes.

Abdón Araujo Landeo (30.07.1945) recuerda que antiguamente, los pobladores de Anta solo usaban las sogas de cabuya, pues aun no se comercializaban las sogas de nylon. Estas sogas eran empleadas para asegurar sobre el lomo de caballos y burros productos como papa, trigo y cebada durante. Asimismo, eran de uso común para el transporte de leña y otras actividades cotidianas.

cabuya-2

Don Abdón, aprendió de su abuelo la técnica del trenzado, quien compartió con él sus secretos para un buen torcido de los hilos de cabuya. Hoy en día, Don Abdón comparte sus conocimientos con los alumnos de la Institución Educativa ubicada en la comunidad de Rayananiyocc:

“…me alegre porque estoy recordándome hacer la soga de cabuya…hace mucho tiempo que ya no hago, pero me siento contento porque los adultos mayores estamos ayudando a recordar nuestras experiencias…”. 

El proceso del trenzado de la soga, inicia con la recolección de la cabuya de lugares con clima templado, como las quebradas cercanas al río Mantaro. Se emplean machetes y se cortan de 20 a 25 hojas aproximadamente, que de preferencia deben ser las más grandes y maduras de cada planta.

El proceso
  • Se aplanan las hojas con mucho cuidado sobre un batán (tunaw).

cabuya-3

  • Se remojan las hojas en agua por uno o dos días. Puede ser a orillas del río o en un recipiente suficientemente grande. Con este procedimiento se espera ablandar las fibras y hacerlas más flexibles al momento de deshilacharlas.
  • Transcurridos los dos días, con ayuda de un cuchillo se retiran las espinas.
  • Se seleccionan las mejores hojas y se escurren.
  • Se procede a torcer en forma de hilo grueso de 2 centímetros aproximadamente. Debe tener de 7 a 8 brazadas, que son medidas adecuadas para cargar productos pesados.

cabuya-4

  • Finalmente, con los hilos listos, se procede a trenzar en pares, emparejándolos hasta  obtener una soga firme y resistente.

cabuya-5

Estas sogas pueden durar aproximadamente de 4 a 5 años. Sin embargo, su vida útil dependerá también del tipo y frecuencia de uso al que sean sometidas.